QUIENES SOMOS

¿Qué es Bloque Constitucional?


Con la finalidad de canalizar la insatisfacción de los Abogados Indignados con el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF) por no denunciar, esconder, utilizar y beneficiarse con el status quo contrario a la Constitución a la que juramos fidelidad hemos formado la agrupación "Bloque Constitucional" - Lista 61.

Bregamos por la Libre Unión de los Abogados, sin que colegiarnos sea un requisito para poder trabajar. Proponemos que se haga efectiva la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, y que sea la Legislatura local quien legisle sobre el ejercicio de la abogacía en la Ciudad de Buenos Aires. Nos avergonzamos por los privilegios ajenos al ejercicio profesional que se nos conceden a los que no tiene acceso la mayoría de la población. Nos resistimos a las cargas y costos que encarecen el ejercicio de la profesión y el acceso a la justicia de los habitantes.

Declaramos nuestra voluntad de reestablecer el imperio del sistema federal, de la libertad de asociación, de la igualdad ante la ley y del derecho a ejercer industria lícita -entre otros- que emanan de la Constitución Nacional y nos movilizamos autoconvocados en pos de este noble objetivo. Hasta tanto sea derogada la Ley 23187, exigimos a las autoridades del CPACF su estricto cumplimiento sin apartarse de las finalidades para las que fue creado.

Instamos democráticamente a la derogación de la obligatoriedad de pertenecer al CPACF!

Escribinos a colegiolibre@gmail.com o llamá al 15-4053-2495. Sos bienvenido a sumarte!


NUESTRA PLATAFORMA



Lo que NO QUEREMOS


  1. Un sindicato de agremiación forzosa.
  2. Tributos que pagan los abogados y los justiciables y aprovecha el Colegio.
  3. Bonos y legalizaciones que entorpecen y encarecen las causas y los trámites.
  4. Servicios que pagan todos los abogados, pero que utilizan sólo algunos.
  5. Servicios subsidiados, de mediocre calidad y dudosa necesidad.
  6. Supuestos servicios, que en realidad son grandes negocios (o negociados).
  7. Una caja por la que pujan los partidos y los oportunistas.
  8. Una nómina de cargos rentados y de asesores amigos pagados por todos.
  9. Una facción invocando representar nuestra opinión y nuestro interés.


Lo que SÍ QUEREMOS


  1. Libertad para el ejercicio de la profesión de abogado en la Ciudad de Buenos Aires.
  2. Eficiente contralor administrativo de la matrícula ejercido por los poderes constituidos (por ejemplo, el Ministerio de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires).
  3. Poder disciplinario ejercido por la Justicia de la Ciudad de Buenos Aires.
  4. Que el CPACF sea un Colegio voluntario y libre. Ello significa:
    1. Eliminación de funciones de poder de policía de control de la matrícula y disciplina.
    2. Excelencia en los servicios.
      1. Selección de servicios realmente demandados.
      2. Calidad.
      3. Economía.
    3. Participación, Transparencia y Libertad de No Pertenecer.
    4. Control real de la gestión de sus autoridades:
      1. Por resultados obtenidos.
      2. Por posicionamiento ante la competencia.
      3. Por eficiencia en la gestión.
    5. Representación eficaz ante los poderes públicos.
    6. Orgullo y utilidad de pertenecer.
  5. Ampliar nuestro ámbito de trabajo mediante la facilitación a todos los ciudadanos del acceso al Derecho y la Justicia y no por la generación de privilegios profesionales que encarecen los servicios, reducen su demanda y empañan su eficiencia.

Lo que SOÑAMOS (más allá del CPACF)


  1. Libertad para el ejercicio de la profesión de abogado en todo el país. Derribar las barreras jurisdiccionales y enormes costos que imponen los colegios y las cajas previsionales en la CABA y en cada provincia, en un marco de plena autonomía federal.
  2. Libertad para el ejercicio de todas las profesiones en la República Argentina.
    1. Reducir los costos que pagamos los ciudadanos, debidos a aportes compulsivos y mínimos arancelarios.
    2. Mejorar la calidad de las prestaciones profesionales.
    3. Ampliar el acceso de la ciudadanía a los servicios profesionales.
    4. Eliminar los lobbies profesionales subsidiados con tributos que pagamos los ciudadanos.
    5. Permitir el florecimiento de mejores asociaciones profesionales y académicas: las que se destaquen por su excelencia, en un ámbito de sana competencia
  3. Eliminación de los privilegios previsionales de las cajas profesionales. Se financian con impuestos específicos, sustraen aportes que deberían ir al sistema general y administran sus fondos sin controles adecuados ni eficiencia.
  4. Esperan su turno todos los colegios obligatorios y cajas previsionales de:
    1. Contadores
    2. Médicos
    3. Agrimensores
    4. Ingenieros
    5. Traductores
    6. Calígrafos
    7. Farmacéuticos
    8. Escribanos
    9. Martilleros