QUE ES EL MEPRE

Pedro Zuanich: El MEPRE
es ilegítimo, ilegal y carente
de vigencia
Con alguna tardanza considero la declaración de la UMP con coincidencias y discrepancias, tomando muy en cuenta diversas opiniones de colegas. Además preferí esperar un asesoramiento informático. En fecha reciente fui convocado para opinar en un panel sobre el Mepre y siento un deber moral para con mis colegas completar mis apreciaciones.

Desde la comunicación de la señora Directora del 6 de febrero de 2014, quedó claro que el Mepre es una base de datos gestionable mediante un programa de ejecución llamado Mepre, cuyos términos son desconocidos para los mediadores quienes tienen como única participación la de proporcionar datos receptados en el ejercicio de su profesión. A estar al art. 5 de la reglamentación, quedamos informados que los datos que colecta y recibe en el ámbito de la confidencialidad de la ley, pueden ser cedidos a otros organismos sin precisarlos.

El procedimiento de mediación adoptado por la ley 26589, en su artículo 7, establece con detalle las bases que sustentan sus principios. Destaco, los de la ley 26589, no está de más repetir que otras leyes de mediación en otros sistemas jurídicos, podrían diferir.

En nuestra ley, la confidencialidad tiene destacada explicitación en su artículo 8, al punto que nada de lo actuado en mediación queda fuera de ella. Todo lo actuado, hasta los papeles personales del mediador, son confidenciales.

Parece razonable preguntarse qué es confidencialidad. Es la propiedad que tienen ciertas cosas o informaciones de no poder ser trasmitidas a terceros que no hubiesen sido expresamente autorizados por los generadores del hecho o declaración. En el caso de la ley 26589, la confidencialidad se impone a quienes participan de las audiencias. Es una obligación establecida a favor de la ley como resguardo de su propio sistema, sin que sea disponible para los comprometidos. Es un contrasentido agregar a las actas Mepre que sus términos son confidenciales, si al mismo tiempo los está comunicando on line.

La siguiente pregunta es averiguar qué es una base de datos gestionable.

Base de datos es la generación de un reservorio informático de datos aportados con algún fin determinado por la herramienta de gestión: el programa de gestión, disponible para solo alguna o algunas personas que tienen el conocimiento de su funcionamiento y el poder legítimo de servirse de los datos.

Hay servicios abiertos a cualquier internauta, mientras que otros sistemas son secretos para quienes no gobiernan el sistema. Por ejemplo, el programa fuente que maneja una base de datos de un banco.

El programa de gestión es el que gobierna los efectos de la base de datos. Se escribe en el idioma informático elegido por el creador de la base de datos como una partitura de una pieza musical y puede ser público o secreto para el poseedor del acceso al sistema. Esto es lo que es el Mepre.

A modo de ejemplo el programador señor Jorge Moreno nos proporcionó unas líneas de texto de un programa de gestión de base de datos creado por él y secreto o desconocido para los aportantes de información a la base de datos. Salvo expertos, los restantes no podemos leer pero no entender las “sentencias” como se llama a las partes de cada programa y que, orden mediante, hace que el programa ejecute alguna acción, como podría ser listadp de mediaciones en las cuales intervino el mediador Fulano.

IF W-CODVAL-P EQUAL 1 OR 2 OR 3
MOVE 1 TO W-CODNUM
PERFORM NUMERAR
MOVE RT-NUMERA TO W-LOG001
MOVE 1 TO W-CODNUM
PERFORM NUMERAR
MOVE RT-NUMERA TO W-LOG002.

Como se advierte el programa se “escribe” y puede ser expuesto en soporte papel. Quien conoce los “programas fuente” como se llaman genéricamente a los que gobiernan el sistema, determina su uso. En este caso el Estado vía Dirección, Ministerio.

El Mepre hasta el momento tiene programa fuente secreto para terceros y su finalidad solo puede ser conjeturable. A modo de ejemplo, con solo ejecutar los comandos apropiados, el Ministerio podrá averiguar cuál es la frecuencia con que alguna de las partes recurre a determinado mediador, cuales son los abogados de parte que asisten a determinado requirente o requerido o la combinación que al lector pueda ocurrírsele. La universalidad de los conflictos existentes en la jurisdicción podrá ser monitoreada por Mepre, así sean asuntos particularmente sensibles e íntimos para las partes, como el reconocimiento de paternidad incoado a un deportista famoso, como la acción de ajuste de cuota alimentaria reclamada a un político notorio.

Todos los datos colectados por los mediadores depositarios del deber de confidencialidad deben ser trasmitidos.

Algunos distinguidos colegas consideraron salvadas las objeciones encontrando que con los formularios hasta aquí en uso se brindaba el mismo nivel de información y que los acuerdos, pese a su escaneo, en definitiva no resulta que sea el mediador quien los entrega físicamente.

Creo que no es así. En los formularios anteriores no se metían con los abogados de parte ni con detalles de identidad de las partes y fundamentalmente eran formularios de sostén papel destinados a un archivo físico con claro objeto estadístico. En último caso, si era violación, dejar de hacerlo, pero nunca excusa para una nueva violación.

Ahora la información se proporciona en sostén informático con la probabilidad de ser procesada de manera directa y fácil. Antes, el objeto de la recolección era manifiestamente estadístico y ahora es personalizado con el objeto que solo conoce quien gobierna el sistema.

Es cierto que el mediador pareciera que no entrega el acuerdo, pero por lo menos lo prepara escaneándolo para que llegue a conocimiento del administrador del sistema en soporte digital. Me parece muy difícil sentirse ajeno a la entrega.

Quien gobierna el Mepre está en condiciones de conocer detalles de todos los conflictos privados existentes en jurisdicción nacional y Ciudad de Buenos Aires mientras su Gobierno no haya asumido plenamente la jurisdicción judicial.

Para el caso que, como se propicia, lo adopte el Poder Judicial, resultará una formidable herramienta de búsqueda de información privada en todo conflicto que se suscite.

Si fuese diseñado por un privado para gobernar “su” base de datos, estaríamos en presencia de relaciones privadas, pero resulta que el Mepre es un programa “escrito” como decisión normativa del Estado en una República, cuyos actos deben ser publicados para ser exigibles.

Como conclusión, para completar mi opinión sobre el Mepre, lo encuentro:

Ilegítimo por abuso de facultades, por cuanto la resolución ministerial que lo creó modifica en su esencia la ley 26589 dictada por el Congreso de la Nación, con violación del art. 99 de la Constitución Nacional y afectación de sus arts. 14 y 18 entre otros.

Ilegal. Por contrariar claramente la garantía de confidencialidad otorgada a la gestión privada que la ley 26589 dio a la mediación prejudicial como requisito de acceso a la justicia.

Carente de vigencia como norma jurídica, por incumplimiento del requisito de publicidad que requiere una República.

Afectuosos saludos a todos.