“ARCHIVESE” PREOCUPACIÓN POR OMISIÓN DE BALANCE

Desde que los cuatro delegados de asamblea del CPACF por Bloque Constitucional –Lista 61- asumimos el dia 28 de mayo de 2012, fuimos tomando conocimiento que el Consejo Directivo, a cargo de la agrupación GENTE DE DERECHO, no aprueba los Balances en tiempo y forma como práctica naturalizada y contraria a derecho desde el año 2010 hasta el presente, ni exhibe la documentación de la gestión a su cargo mientras tanto, ni hace públicos los actos de administración y disposición de los recursos financieros y económicos que los matriculados efectúan en forma obligatoria al colegio público.-

A fin de de transparentar los actos de las autoridades del colegio, cuyo conocimiento deben tener acceso los matriculados y sus representantes, el dia 6 de setiembre de 2013, la delegada Maria Laura Blanco Peña de la Lista 61 que integra la Comisión de Reglamento e Interpretación, presentó al Presidente de la Asamblea de Delegados, Dr. Eduardo Daniel Awad, su preocupación por el funcionamiento irregular de los órganos del colegio en relación a las previsiones de los arts. 26 y 28, 50 última parte del Reglamento Interno, y peticionó en relación a la falta de presentación de Balances en plazo, la incorporación de sanciones por dicha práctica, llevando Número de Registro 409.706.- (VER PRESENTACIÓN)

En la fecha, 2 de octubre de 2013 se recepciona la respuesta del CPACF que dispone el dia 26 de setiembre de 2013, su archivo.- (VER RESPUESTA)

Así, las cosas, seguiremos insistiendo en cada espacio que tenga presencia Bloque Constitucional y en la siguiente la instancia por la transparencia y publicidad de los actos que realizan las autoridades del colegio público cuando dispongan discrecionalmente del esfuerzo quitado compulsivamente a cada matriculado reflejado en el pago de bonos, matricula, inscripciones, recursos consolidados etc..-

Es inaceptable la concentración del gobierno de la institución en la agrupación “Gente de Derecho” que no tiene alternancia desde el año 2006, y que los demás órganos –como la Asamblea- sean meros ratificadores de sus actos sin injerencia en los debates o decisiones trascendentes que afectan a todos los matriculados.