RIZZO QUIERE SER GRAN HERMANO

El Presidente del CPACF firmó un acuerdo con la Corte Suprema mediante el cual el Colegio tendrá a su cargo registrar y validar a los profesionales matriculados con domicilio electrónico constituido, a los efectos de permitirles interactuar con el sistema de Gestión Judicial. 

Ya empezamos mal: la validación la debe hacer el administrador del sistema y no el Colegio.

Pero mucho peor es lo que sigue: El acuerdo pretende obligarnos, a todos los matriculados que querramos utilizar el sistema, a que lo hagamos mediante una cuenta de correo electrónico "@cpacf.org.ar", administrada por el Colegio.

Además de la incomodidad que significaría tener que administrar una nueva cuenta de correo para esto, utilizar el dominio del Colegio significa permitirle que tenga acceso a toda nuestra correspondencia que cursemos por dicha cuenta, los juicios en que intervengamos, hábitos de consumo, canal de ingreso para publicidad, etc.

En otro magistral avance de la corporación sobre los individuos, Rizzo viene a transformarse en nuestro Gran Hermano.

En BLOQUE CONSTITUCIONAL estamos analizando las acciones para impedirlo. No creemos que exista una razón técnica convincente o insuperable para impedir que el nuevo sistema de la CSJN pueda funcionar con nuestras propias direcciones de correo personales.