Primer balance que se conoce del Colegio


Para hacer una larga historia corta, finalmente se logró que el Colegio Público “publique” por primera vez un balance -presuntamente el último aprobado- en el sitio www.cpacf.org.ar, por decisión del Consejo Directivo del 14 de Junio, sin que se conozcan “aún los argumentos que esgrimieron”, como comenta la Doctora Ángeles Martínez que llegó a peticionarlo hasta en 5 (cinco) oportunidades a título personal, que se suman a las de los delegados de Bloque Constitucional María Laura Blanco Peña, Martín Abeszyc, Ricardo Mihura Estrada y Daniel Rybnik y una cantidad importante de colegas.

“Es el primer logro de Bloque Constitucional, estoy impresionado de como salen las cosas una vez que alguien les pone foco y se pone a trabajar” expresó Ricardo Mihura Estrada, quien celebró la decisión del Consejo Directivo, por ser “un avance importante en pos de la transparencia y del derecho de todos los matriculados de contar con la información financiera del Colegio”.

La información que subieron a la web corresponde al Balance 2009-10, o sea, que todavía no se ha dado a conocer información sobre los períodos finalizados en Abril de 2011 (que merece nota aparte por no estar aprobado aún transcurridos 8 meses del término previsto por el art. 36 del Reglamento Interno) y 2012.

El documento que figura en la web no incluye la Memoria ni el último Presupuesto de Gastos y Cálculo de Recursos aprobado, como habían expresamente solicitado los cuatro representantes de Bloque Constitucional en las notas, reclamos y gestiones realizadas.

Tampoco figuran los nombres de los firmantes, que según habían accedido los delegados Daniel Rybnik y Martín Abeszyc a partir de un pedido de vista son Jorge Rizzo, Julio Argentino Decoud y la Contadora Dora Ester Molina (C.P.C.E.C.A.B.A. To. 235 Fo. 105).

El Colegio tenía a valor libros más de 50 millones de pesos en activos al 30/4/2010, de los cuales, menos de la mitad corresponde a los cuatro edificios y sus mejoras considerados en conjunto (Corrientes 1441 y 1455, Juncal y Uruguay). Por el criterio de valuación empleado, dentro de este monto apenas $ 69,10 corresponden al inmueble de Juncal transferido por el Estado Nacional (sin incluir refacciones).

Esta observación no es para criticar el criterio de valuación utilizado (al costo menos amortizaciones) sino para advertir que los montos consignados en el balance representan un valor muy inferior al posible valor de mercado de estas propiedades.

Si se repara que en el ejercicio cerrado al 30/4/2010 el Colegio gastó más de 30 millones de pesos (cifra que incluye tanto los gastos para el cumplimiento de sus funciones legales como aquellas que no lo son), se concluye rápidamente que el Colegio es extremadamente rico: podría incluso dejar de recaudar suma alguna por un largo tiempo sin que corra riesgo su patrimonio.

El gasto más significativo corresponde a “personal” por más de 17 millones de pesos, seguido por “gastos operativos” por 4,6 millones y “contratos y abonos” por 3,4 millones. Pero el análisis de los gastos desde el punto de vista cualitativo, enfrenta un serio inconveniente: del balance no surge a qué función, servicio o sector del CPACF debe atribuirse cada gasto.

En consecuencia, no es posible saber cuánto gasta el Colegio para el cometido administrativo específico que le habilita la Ley 23.187, que comprende las competencias establecidas por el art. 20, es decir, principalmente el gobierno de la matrícula y el ejercicio del poder disciplinario.

En cambio, los ingresos del Colegio sí están imputados por función o servicio y por lo tanto es posible saber cuánto de los más de 31 millones de pesos generados corresponde al Bono de Derecho Fijo (más de 6 millones), cuánto a la cuota anual (más de 16 millones) y cuánto a recargos, inscripciones, certificaciones, etc.

La discriminación de los gastos por centro de costo, además de ser necesaria para una adecuada aplicación del art. 17 de la Ley 23.187 y 135 del Reglamento Interno, es obligatoria de acuerdo a la Resolución Técnica 11 de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas (Capítulo IV) que fue utilizada como norma de presentación según la Nota 1 de los Estados Contables del Colegio.

“Realizaremos las gestiones necesarias para lograr que en los estados contables que se sometan a nuestra aprobación como delegados ante la Asamblea, se incluya la atribución de los gastos por función, servicio o sector de acuerdo a las normas contables vigentes, y así poder distinguir entre aquéllas partidas que corresponden a las competencias legales del Colegio y aquéllas que las exceden”, expresó Daniel Rybnik.