A la espera de una definición

La intención de Bloque Constitucional de participar en el proceso electoral para plantear una perspectiva diferente sobre la colegiación de los abogados se ha topado con los intereses corporativos de quienes temen perder el manejo político y financiero de la entidad que desempeña por delegación estatal el poder de policía sobre el ejercicio de la abogacía en la Ciudad de Buenos Aires.

“Inmediatamente de presentada la lista, me llegó el comentario del seno de la Junta de que nos iban a bajar”, comenta Martín Abeszyc, candidato a vocal del Consejo Directivo. Y lamentablemente, así fue.

“Esta proscripción le hace en cualquier caso muy mal a un Colegio que ha defendido el carácter forzoso de la colegiación ante los tribunales locales y extranjeros con el argumento de que su legitimidad se basa en la cantidad de listas y electores que se presentan en los actos eleccionarios”, señala el candidato a presidir la entidad Daniel Rybnik.

A raíz de la decisión de la Junta Electoral de denegar a la Lista Bloque Constitucional el derecho a presentarse en las elecciones del Colegio Público de Abogados, el miércoles pasado (11 de Abril) los Dres. Daniel Rybnik y Ricardo Mihura Estrada (candidato al Tribunal de Disciplina) solicitaron el dictado de una medida cautelar ante la Jueza María Romilda Servini de Cubría, al frente del Juzgado Federal No. 1, secretaría electoral a cargo del Dr. Martín Rosendo Seguí.

“Nos entristece tener que recurrir a los estrados judiciales para dirimir una cuestión con colegas que no presenta facetas jurídicas que puedan dar lugar a controversia”, afirma el candidato a presidente por el Bloque. Y agrega que “la Ley 23.187 expresa con claridad que las listas presentadas, para ser oficializadas, deberán contar con el apoyo de no menos de 100 abogados habilitados para ser electores. En el artículo 59 inciso a) hay claramente una “coma” luego de “presentadas” que indica que el paso de la oficialización es el que debe cumplir el requisito de los avalistas.”

La Junta Electoral pretende privar a Bloque Constitucional del derecho a subsanar defectos que reconoce el Reglamento Electoral con el pretexto de que los 100 avales son un requisito sustancial no subsanable. El Tribunal Constitucional español ha señalado en las sentencias 162, 163 y 166 de noviembre de 2011 que “para determinar qué defectos son subsanables, no cabe distinguir entre simples “irregularidades” y “defectos sustantivos” o esenciales”.

Estos fallos hicieron lugar a las acciones de amparo promovidas por los partidos que habían presentado inicialmente una cantidad de avales válidos menor que la necesaria. “La legalidad aplicable ha de ser entendida en los términos más favorables a la plena efectividad del derecho fundamental”, sostuvo el Tribunal español que la Corte Suprema de Justicia de la Nación cita con frecuencia como fuente de precedentes jurisprudenciales .

“Aguardamos con confianza el dictado de la medida cautelar que nos habilite a presentarnos y nos permita realizar los actos previos en un marco que garantice una participación en pie de igualdad con las restantes listas que ya han sido oficializadas”, expresa Daniel Rybnik